jueves, 7 de julio de 2011

Neogénesis

A mi sobrino pequeño se le ha ocurrido una solución para acabar con el hambre en el mundo: uno podría comerse una mano (previamente transformada, por ejemplo, en hamburguesa) “y después la mano se reconstruye sola”.

Mientras buscamos otras soluciones no está mal aplicar algo de realismo mágico a la realidad.

sábado, 2 de julio de 2011

Pepino relleno de dedo

(Para la colección de recetas de pepino de Iluminada Calderón)

Se agarra firmemente un pepino “tipo Almería” (no hay otro mejor) y se le da un tajo por su exacta mitad. Se vacía de su pulpa el trozo más próximo al tallo, en la cantidad necesaria para que quepa en su interior un dedo gordo de pie fracturado. Se introduce en él el mencionado dedo y se sujeta con un elástico suave. Se asienta una sobre una cómoda butaca con reposapiés durante al menos mes y medio. Se establece un perímetro de seguridad -a salvo de juegos infantiles- de tres metros en torno al pie. A mano (derecha) el mando a distancia. A mano (izquierda) una nevera de playa repleta de cubitos de hielo y latas de Estrella Levante. Se miran en televisión todos y cada uno de los partidos de tenis en los que vaya participando Rafa Nadal… A la vuelta del verano, el zumo y las semillas de pepino, infiltrados en el metatarso, habrán obrado su benéfico efecto… Y podrá una bailar, saltar y brincar y andar por el aire… Y hasta jugar al tenis con Rafa Nadal, si la ocasión se presenta…

...Hasta aquí, queridas amigas, el último consejo de la temporada de nuestro traumatólogo de guardia -de juzgado de guardia-, el Doctorcedura, dentro del espacio radiofónico: "Remedios tradicionales inventados". Con el deseo de que pasen un feliz verano y aconsejándoles, como hacemos siempre, que desobedezcan rigurosamente al doctor, les decimos: muy buenas tardes... Y, a continuación, publicidad: "¿Le sudan los pies en verano? Lógico. Pero, si quiere, pruebe PEPINEX, nuevo desodorante en crema con extracto de pepino holandés. No desaparecerá el sudor, ni el olor, y hasta es probable que le pique un tábarro. Así que usted verá..."

viernes, 1 de julio de 2011

Perfecto. No pasa nada.

Tengo una amiga –danesa, por más señas- que cuando todo va bien siempre dice: “Perfecto” (con un leve deje gutural.) Y que cuando las cosas no salen bien siempre dice: “No pasa nada.” Y sigue trabajando para que salgan “perfecto.”